Barranquismo

Consejos básicos para practicar la actividad de barranquismo con seguridad.
  • Intenta no ir solo a los barrancos y deja dicho en algún lugar la actividad que vas a hacer, indicando también el horario previsto.
  • No sobrevalores tu experiencia y condición física, pon especial atención cuando te acompañen personas con poca experiencia o niños, ya que su fuerza y resistencia física serán menores.
  • Planifica previamente el descenso que vas a realizar: consulta croquis, libros o incluso pide información a otros barranquistas. Conoce cómo es la aproximación al barranco y las características técnicas del mismo (longitud, cantidad de agua, rápeles, sifones, badinas…).
  • Si consideras que el barranco que has escogido excede a tus capacidades, valora la posibilidad de contratar un servicio de guías.
  • El barranco puede cambiar cada año su forma, en función del agua que ha llevado y la fuerza de las tormentas. Busca información reciente y NUNCA saltes a una poza sin haber comprobado antes su profundidad.
  • No olvides consultar la previsión meteorológica de la zona concreta por donde te vayas a mover. Ten en cuenta que una pequeña tormenta puede hacer subir bruscamente el nivel del agua causándote grandes problemas. Infórmate del funcionamiento de los barrancos regulados por presas.
  • Inicia la actividad a una hora prudente: cualquier eventualidad, si se hace de noche, es mucho más complicada de solucionar.
  • Prepara y revisa con tiempo el equipo y material que vayas a utilizar, de este modo evitarás olvidos y sorpresas. Cálzate adecuadamente e incluye siempre en tu mochila el material básico para barrancos que te proponemos más abajo.
  • Si tu barranco es acuático pon especial interés en no agotarte ni sufrir hipotermia: utiliza un traje de neopreno de dos piezas y de 5mm, lleva un bidón que te ayude en la flotación e hidrátate y aliméntate correctamente.
  • Si tu barranco exige el uso de cuerdas, fórmate adecuadamente tanto en las técnicas de descenso como en las de autorrescate.
  • Si observas que las condiciones pueden volverse adversas (por cambios bruscos del tiempo, mala previsión en el horario, progresión del grupo más lenta de lo esperado…) piensa en la posibilidad de abandonar el descenso. Conoce de antemano los posibles escapes del barranco que vas a realizar.
  • El teléfono móvil  será imprescindibles si debes pedir ayuda en caso de accidente: recuerda que el 112 es el número de las emergencias. Ten en cuenta que los barrancos son lugares donde suele ser poco habitual que haya cobertura, pero aun así este puede ser el método más rápido de aviso en caso necesario.
  • Cuida del medio: no dejes huella de tu presencia.
  • Ante un accidente, no pierdas la calma y actúa con tranquilidad, asegura al herido y el lugar del accidente. Evita ponerte tu mismo en peligro.
  • Si habitualmente practicas barranquismo, valora la posibilidad de formar parte de un Club de Montaña y de federarte. Para más información sobre qué es federarse y cómo hacerlo en otras comunidades autónomas:www.fedme.es
Material básico para incluir en la mochila de barrancos:
  • Traje de neopreno (una o dos piezas), escarpines y guantes
  • Calzado adecuado para terrenos resbaladizos, mejor que proteja el tobillo
  • Bidón estanco
  • Botiquín
  • Casco
  • Arnés, cabo de anclaje doble, descensor, bloqueador, mosquetones de seguro, cordinos para maniobras,…
  • Cuerdas, mínimo tres veces la longitud del rápel más largo
  • Ropa seca de repuesto
  • Agua y comida
  • Navaja, linterna frontal, silbato y gafas de natación
  • Teléfono movil
Si se trata de un barranco poco frecuentado será imprescindible prever otro tipo de material e informarse con más detalle.